¿Cómo registrar una marca en España?

Tener tu marca registrada es un paso crucial para proteger y fortalecer tu identidad comercial. Una marca registrada confiere a tu negocio una exclusividad legal sobre su uso, evitando que terceros utilicen o imiten tu identidad visual o tu nombre comercial. Además de brindar una protección jurídica, tener tu marca registrada facilita la construcción de una reputación sólida y confiable en el mercado. En el presente artículo te ofrecemos una guía sobre cómo registrar una marca en España.

Los consumidores suelen asociar una marca registrada con calidad y autenticidad, lo que puede influir positivamente en la lealtad del cliente. Asimismo, la posesión de una marca registrada puede abrir nuevas oportunidades comerciales, ya que muchas empresas y socios potenciales consideran este registro como un indicador de compromiso serio con la propiedad intelectual y la profesionalidad.

En resumen, registrar tu marca es una inversión estratégica que contribuye a la seguridad legal, la construcción de una marca sólida y el desarrollo sostenible de tu negocio.

Para registrar una marca en España debes hacerlo en la OEPM, es decir, la Oficina Española de Patentes y Marcas.

La OEMP es organismo autónomo adscrito al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y es el que concede las patentes, modelos de utilidad, marcas y nombres comerciales en España.

¿Por qué es importante tener mi marca registrada?
Registrar tu marca es fundamental por diversas razones que van más allá de simplemente establecer una identificación en el mercado. Aquí hay algunas razones clave por las cuales es importante tener tu marca registrada:

a) Protección Legal:

      • El registro de marca confiere derechos legales exclusivos sobre el uso de esa marca en relación con los productos o servicios especificados. Esto te otorga la capacidad de tomar medidas legales contra aquellos que intenten usar una marca similar o idéntica, protegiendo así tu identidad comercial.

b) Prevención de confusión en el mercado:

      • Al tener tu marca registrada, reduces el riesgo de confusión entre los consumidores. Una marca registrada te brinda un estatus claro y protegido, evitando que otras empresas utilicen nombres similares que puedan generar confusión entre los clientes.

c) Valor Comercial y Reputación:

      • Una marca registrada puede aumentar el valor comercial de tu empresa al conferirle una identidad única y protegida. Además, el registro de marca está vinculado a la reputación de tu empresa, ya que los consumidores asocian las marcas registradas con calidad y autenticidad.

d) Diferenciación Competitiva:

      • En un mercado saturado, la diferenciación es clave. Una marca registrada te distingue de la competencia, facilitando la construcción de una imagen sólida y confiable en la mente de los consumidores.

e) Licenciamiento y Franquicias:

      • Si planeas expandir tu negocio a través de licenciamiento o franquicias, una marca registrada proporciona un activo valioso y transferible que puede ser utilizado por terceros bajo ciertas condiciones. Esto puede generar ingresos adicionales para tu empresa.

f) Facilita Transacciones Comerciales:

      • Al tener tu marca registrada, facilitas las transacciones comerciales y la entrada a nuevos mercados. Muchos socios comerciales, distribuidores y minoristas pueden considerar la presencia de una marca registrada como un indicador de compromiso serio con la calidad y la propiedad intelectual.

g) Prevención de Cybersquatting:

      • El registro de tu marca puede ayudar a prevenir el cybersquatting, que es la práctica de registrar nombres de dominio con la intención de venderlos a sus legítimos propietarios a precios elevados.

Para registrar una marca en España, comprobar que no esté ya registrada

El proceso para registrar una marca es sencillo, se puede realizar tanto de forma presencial, como de forma online, en ambas dos necesitas presentar la solicitud y abonar las tasas de solicitud.

No obstante, antes de presentar la solicitud, es necesario revisar que la marca que queremos registrar no esté registrada. Para ello podemos usar el localizador de marcas nacionales de la OEPM.

Para verificar si el nombre comercial deseado está disponible, primero se debe acceder a la página web de la OEPM, ir al menú, seleccionar “base de datos” y clicar en “Marcas y nombres comerciales”. Dentro de este apartado, encontraremos dos secciones: “búsqueda por denominación”, que permite buscar el nombre textualmente, y “búsqueda por elementos figurativos”. Entramos en búsqueda por denominación, y una vez en esta sección, se introduce el nombre comercial en el formulario proporcionado para buscar marcas tanto nacionales como internacionales con efecto en España. Si, tras seguir estos pasos, no se encuentran resultados asociados a la búsqueda, significa que el camino está despejado para proceder con el registro de la marca tal y como se explica posteriormente.

registrar marca en españa

Tras dar a LOCALIZAR obtenemos los siguientes resultados:

registrar marca en españa

Después de obtener los resultados de las marcas registradas, es importante que la marca no tenga el mismo epígrafe de alguno que ya previamente hayamos registrado. Para ello hay que comprobarlo en las columnas de clasificación, de Niza y de Viena.

Por ese motivo, puede haber marcas de diferentes categorías con el mismo nombre.

Os dejamos un vídeo de nuestro canal de Tik Tok donde os lo explicamos:

@get.one.mark 🤯 ¡Confusión a la Vista! 🤔 ¿Alguna vez te has preguntado qué pasa cuando dos marcas comparten el mismo nombre? ¡Prepárate para descubrirlo! 👀🔄 En el emocionante mundo del comercio, a veces las coincidencias nos sorprenden. 🌐 ¿Qué pasa cuando dos marcas comparten el mismo nombre? ¡Nuestro compañero Luis Rodríguez Palanco, nuestro abogado experto en marcas, te lo cuenta!😄👥 ¿Cuál es tu historia de marcas gemelas favorita? ¡Déjamelo saber en los comentarios! 👇🏼 #getonemark #gom #regsitrodemarca #marcasgemelas #barcelo #juicio ♬ sonido original – Get one Mark

Diferencias entre marca, nombre comercial y denominación social

Vamos a proceder a aclarar el significado de estos tres términos, ya que normalmente suelen coincidir y por esto pensamos que es lo mismo, pero nada más lejos de la realidad.

Las diferencias entre marca, nombre comercial y denominación social radican en su naturaleza, propósito y ámbito de aplicación. Aquí hay una breve explicación de cada uno:

  1. Marca:
    • Naturaleza: La marca se refiere a la identificación distintiva de productos o servicios de una empresa. Puede incluir elementos como nombres, logotipos, eslóganes, colores, sonidos, o cualquier combinación de estos, que sirven para diferenciar los productos o servicios de una empresa de los de otras.
    • Propósito: El propósito principal de una marca es distinguir los productos o servicios de una empresa de los de sus competidores en el mercado. Además de esta función distintiva, la marca también puede influir en la percepción del consumidor sobre la calidad, confiabilidad y otros atributos asociados a la empresa.
  2. Nombre Comercial:
    • Naturaleza: El nombre comercial es el nombre bajo el cual una empresa realiza sus operaciones y lleva a cabo sus actividades comerciales. Puede coincidir o no con el nombre legal de la empresa.
    • Propósito: El nombre comercial se utiliza para identificar y distinguir a la empresa en el ámbito comercial y ante los consumidores. Aunque no confiere derechos específicos de propiedad sobre la identidad, su uso continuo puede generar derechos de uso exclusivo en determinadas jurisdicciones.
  3. Denominación Social:
    • Naturaleza: La denominación social es el nombre legal registrado de una empresa, utilizado para identificarla en documentos legales y oficiales. Es el nombre bajo el cual la empresa está legalmente constituida.
    • Propósito: La denominación social es esencial para la identificación legal de la empresa y se utiliza en documentos legales, contratos, registros oficiales y otros aspectos formales. Puede o no coincidir con el nombre comercial de la empresa.

Requisitos para registrar una marca en España

  • Declaración que solicite el registro de marca
  • Identificación del solicitante
  • Autorización del representante, en caso de que esté presente la solicitud.
  • Denominación, en caso de que se trate de una marca denominativa.
  • Productos o servicios que se quieran proteger, según la clasificación NIZA.

Cómo registrar una marca en España de forma online

  1. Accede a la web de la OEPM -> “Trámites en línea” -> “Trámites para signos distintivos”
  2. Después de desplegar este menú selecciona “Trámites de marcas, nombres comerciales y transformaciones” -> “Solicitud de marca o nombre comercial”.
  3. Acepta las condiciones y crea una nueva presentación, en caso de tener un borrador guardado puedes recuperarlo.
  4. Rellena el formulario, deberás facilitar los siguientes datos:
  • Datos personales
  • Nombre y apellido
  • NIF
  • Nacionalidad
  • País de residencia
  • País de establecimiento
  • Dirección
  • Correo electrónico
  • Teléfono
  • Medio para recibir notificaciones del proceso de registro
  1. Elige la clase y el tipo al que se ajusta tu marca de acuerdo con la clasificación NIZA
  2. Comprueba los datos de la solicitud, se generará un PDF en el que tendrás que revisar que toda la información es correcta, si es así, lo único que falta es realizar el pago de la tasa correspondiente.

registro de marcas

¿Cuánto vale registrar una marca?

Si se trata de la primera marca que solicitas, el importe de la tasa administrativa de registro será de 150.45€ y 97.48€ el resto si lo haces de forma presencial, en caso de hacerlo telemáticamente los importes de las tasas administrativas de registro serán de 127.88€ y 82.84€. Desde Get One Mark te informaremos al detalle de todas las tasas administrativas. Además, si deseas que nosotros realicemos el registro te ofreceremos el presupuesto más ajustado posible a tus necesidades.

¿Cuánto tiempo tarda?

Habitualmente el tiempo de espera es de unos 6 meses, en la idílica situación de que no se produjera ninguna oposición, en tal caso se puede prolongar hasta los 12 meses. No obstante desde que se presenta la solicitud la marca está protegida, siempre y cuando se acabe concediendo el registro.

Comentar